harina-de-espelta-organica-integral

La harina de espelta, usos y beneficios

La harina de espelta se obtiene al moler el cereal de espelta y se utiliza desde hace siglos para la elaboración de panes. La harina de espelta es más digestiva y contiene menos gluten que la harina de trigo.

 

La espelta es un cereal antiguo, que se ha adaptado a climas duros, húmedos y fríos. Es una variedad del trigo conocida científicamente como Triticum Spelta, que también ha sido denominada como escanda mayor, entre otras designaciones. Su origen se ha atribuido a las tierras del próximo Oriente, aunque su extensión a lo largo y ancho de toda la geografía mediterránea fue relativamente rápida.

La espelta posee una elevada resistencia a plagas y enfermedades que evita el uso de pesticidas por lo que se ha instaurado como una variedad de trigo ideal para el cultivo ecológico.

Cómo se usa la harina de espelta

Puedes ajustar tus recetas para utilizar la harina de espelta siempre que tengas en cuenta algunas diferencias que mantiene con las harinas de trigo comunes.

La espelta tiene más sabor a nueces y es mucho más dulce debido a que su cáscara es mucho más gruesa y dura, protegiendo el interior de bichos, pesticidas, agua y otros problemas.

Con esta harina se puede preparar pasta fresca casera, galletas, panes y otros productos horneados, hay que tener en cuenta es una harina más soluble en agua que la de trigo común por lo que se recomienda usar tres cuartos de la cantidad de líquido recomendada, de manera que se suele empezar con esta cantidad e ir añadiendo después más líquido hasta conseguir la consistencia deseada.

Las preparaciones con harina de espelta no aumentan tanto de tamaño al levar y hornear como aquellas preparadas con harina de trigo común, sin embargo la corteza será más blanda y suave.

Beneficios de la harina de espelta

El alto porcentaje de fibra, hidratos de carbono, vitaminas y minerales de la espelta la hacen ideal para preparar panes integrales y pastas alimenticias, mucho más sanas que las elaboradas con harina de trigo (contiene más proteínas y más vitamina B1 y B2).

La espelta es un cereal altamente energético ya que sus nutrientes principales son los carbohidratos aunque aporta menos calorías que la harina clásica de trigo, pero destaca sobre todo por su alto contenido en proteínas de elevado valor biológico con aminoácidos como la lisina, escasa en otros cereales.

Receta para pan de espelta caseropan-de-espelta

Como seguramente ya te animaste a probar la harina de espelta, compartimos contigo esta receta vegana para hacer pan casero de espelta que nos ha parecido excelente de Alba Juanola, autora del libro “Mis recetas vegetarianas”.

Ingredientes

  • 600 gr de harina de espelta integral
  • 50 gr de levadura
  • 350 gr de agua tibia
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1/2 cucharadita de azúcar
  • 1 cucharadita de sal

Preparación

Mezcla la harina, la levadura, la sal y el azúcar.

Luego, darle forma de volcán e incorporar en el centro el aceite y el agua.

Amasa con las manos hasta que la masa no se te pegue, siempre poniendo harina encima de la mesa limpia en la que amasaremos.

Cuando la masa esté lista, dale forma de bola y deja reposar unas tres horas. Mientras la levadura haga efecto. Tapa con un paño.

Mientras tanto, precalienta el horno a 200 grados.

Pasado el tiempo, dale la forma deseada y colócala en un recipiente engrasado dentro del horno precalentado.
Dentro del horno, coloca en la parte inferior un recipiente con agua para que haya humedad durante la cocción del pan.

Se introduce al horno la bandeja con el pan y se deja por media hora (según el tamaño del pan). A media cocción se retira el recipiente del agua.

Pasada la media hora (o el tiempo necesario para el horneado según el tamaño del pan) se retira y se deja enfriar.

Compartí esto!