Levadura nutricional en cuchara

 

A diario, recibimos varias consultas respecto a la Levadura Nutricional: ¿Es igual a la levadura de cerveza? ¿Tiene sabor a queso? ¿Hay levadura nutricional con Vitamina B agregada?

Por ese motivo, decidimos hacer esta nota para explicar bien las diferencias entre la Levadura Nutricional y la Levadura de Cerveza y responder las preguntas mencionadas 😉

La Levadura Nutricional y Levadura de Cerveza, ¿Son lo mismo?

La levadura nutricional se produce cultivando el hongo Saccharomyces cerevisiae en cebada germinada. Luego es cuidadosamente secada por debajo de los 50 – 60ºC para no destruir sus principales nutrientes: las vitaminas y enzimas termosensibles.

Aporta casi todas las Vitaminas de el complejo B, minerales como el magnesio, calcio, hierro, cobre, cromo, zinc y selenio. Además,  al menos el 50% de su composición está dado por proteínas (incluyendo los aminoácidos esenciales) y también aporta glutatión, una proteína formada por tres aminoácidos, que resulta clave para la desintoxicación hepática, la neutralización de venenos y la eliminación de desechos de células tumorales.
Por otra parte la levadura de cerveza es un subproducto del proceso de elaboración de la cerveza que contiene el mismo hongo Saccharomyces cerevisiae. En algunos casos también puede elaborarse industrialmente a partir de las melazas de azúcar de caña o de remolacha, que se fermentan durante 7 días y más tarde se pasteurizan, limpian y secan.
Y a diferencia de la levadura de cerveza que se usa para hacer pan (que está viva), la levadura de cerveza que se comercializa como suplemento nutricional está inactivada. Es decir, no se puede utilizar para elaborar cerveza o pan.

En teoría, el aporte nutricional de la levadura de cerveza podría considerarse similar al de la levadura nutricional, pero hay diferencias importantes a considerar:

  • El sabor amargo característico de la levadura se ve acentuado en el caso de la levadura de cerveza, por los sub productos del lúpulo (utilizado en la elaboración de la cerveza). Esto lleva a que la levadura de cerveza sea sometida a un tratamiento de desamargado, proceso que se hace a nivel industrial y consiste en un lavado que elimina también valiosos nutrientes.  La levadura de nutricional, en cambio, tiene un sabor salado que recuerda a las nueces y el queso.
  • La levadura de cerveza contiene posibles residuos de los procesos industriales como el caso de los sulfitos (E220, E228); la levadura de nutricional no contiene ningún residuo tóxico, está limpia y pura.
  • La levadura de cerveza prolifera la Candida Albicans; la levadura de nutricional está inactiva y por lo tanto no alimenta ni prolifera la candidiasis u otros hongos.

¿La levadura nutricional y la levadura de cerveza tienen sabor a queso?

Cómo mencionamos arriba, la Levadura Nutricional tiene naturalmente un sabor salado que remite al queso y a las nueces. También, existen versiones de levadura nutricional con sabor a queso, donde se agrega un saborizantes para exacerbar dicho sabor. Ideal para aquellas personas que quieran sustituir el queso lácteo convencional y busquen el sabor más similar posible.

Respecto a la Levadura de Cerveza, tiene naturalmente un sabor amargo característico de la levadura, pero generalmente es sometida a un  tratamiento de desamargado por lo que encontramos opciones con sabor más neutro. Además, marcas como Calsa, nos ofrecen levaduras de cerveza con diferentes sabores, Manzana o Queso, dependiendo si la queremos agregar a una basa dulce o salada.

¿Hay Levadura Nutricional con Vitamina B agregada?

La levadura nutricional ofrece de por sí una gran riqueza del grupo B. Posee, por ejemplo, 34 veces más B1 que la avena y las nueces. También es rica en B2, B4, B5, B6, B12 (vitamina clave para vegetarianos), PP, H, inositol, colina, PABA y ácido fólico.

Puede haber versiones fortificadas con B12 por ejemplo, pero esto no quiere decir que la Levadura en su forma natural ya no nos ofrezca esa vitamina en menor medida.

¿Qué cantidad es conveniente consumir?

Mucho de esto va a depender del tipo de alimentación que cada uno lleve. No es lo mismo una dieta vegana que una omnívora. En cada tipo de alimentación la levadura podría cumplir diferentes funciones.

Las dosis recomendadas llegan a 2 o 3 cdas. diarias (para el adulto).

¿Qué contraindicaciones tienen?

En función de determinados componentes de la levadura, es necesario evitarla en:

Ácido úrico elevado: la levadura es alta en purinas, por lo que no se recomienda en caso de gota, artritis u otra afección relacionada con elevado ácido úrico en el organismo.

Hipertensión y depresión: la levadura tiene alto contenido en tiramina (un aminoácido). La misma puede provocar, en personas especialmente sensibles, migrañas, arritmias e hipertensión arterial.
Además, los alimentos ricos en tiramina interaccionan con los inhibidores de la monoamino oxidasa (IMAO), medicamente utilizado en el tratamiento de la depresión. El resultado es que se han registrado casos de hipertensión en pacientes medicados con antidepresivos.

Enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa, colon irritable: se sugiere evitar la levadura, ya que puede producir un brote de la enfermedad o trastornos en el tránsito intestinal.

Si seguís una alimentación vegana o vegetariana o si simplemente querés agregar todos los beneficios mencionados, en Lo de Peréz tenemos varias opciones de levadura para ofrecerte! :)

Pasá por nuestro local y empezá a incorporarla! 

*Mucha de la información de esta nota fue sacada del blog www.alimentoyconciencia.com de Alex von Foerster, el cuál recomendamos muchísimo. 

 

Compartí esto!