Leches Vegetales

Si buscás la palabra “leche” en el diccionario, vas a encontrar dos acepciones del término. La primera seguramente te resulte más familiar: “líquido blanco que segregan las mamas de las hembras de los mamíferos para alimento de sus crías”. Pero existe una definición alternativa: “Jugo blanco obtenido de algunas plantas, frutos o semillas”. Estas son las leches vegetales.

Ricas, versátiles, saludables y fáciles de preparar en casa, entre las más comunes están las de soja, coco y almendras, pero también hay de arroz, cebada, avena, sésamo y avellanas, entre otros ingredientes.

Por textura, consistencia, sabor y funcionalidad, entonces, las leches vegetales emergen como una tendencia en expansión en el universo de la alimentación saludable.

Aunque en estos últimos años fue creciendo la cantidad de lugares donde podemos conseguir leches vegetales, todavía en muchos barrios, pueblos y ciudades no resulta tan accesible. Pero si te animás a prepararlas en casa —es realmente muy fácil y rápido—, hay un accesorio que no puede faltar en tu cocina: una bolsa o colador de tela para que los residuos sólidos de almendras, avellanas o el ingrediente que hayas elegido no pasen de la licuadora a la botella o la jarra junto con el líquido.

En ofrecer unbrota 3a solución práctica a esta necesidad pensó Sandra Heymann, una vegana multifacética e inquieta, al lanzar Brota!, su emprendimiento de bolsas para germinados, jugos y leches vegetales“El proyecto surgió cuando volví al país tras algunos años viviendo afuera y tuve que empezar a hacerme mis propias leches con mucha más frecuencia, porque acá todavía no se consiguen con facilidad en tiendas naturales. Siempre fui una enamorada de lo artesanal, de lo hecho a mano, de la autogestión”, comentó Sandra en una entrevista que le hicieron para la página del Buenos Aires Market.

Los beneficios que ofrecen las leches vegetales son varios, y depende de donde la obtengamos: Aquellas que provienen de cereales como arroz, avena, espelta o cebada, estos se caracterizan por su alto contenido en fibra, vitaminas y minerales. También están las leches vegetales derivadas de los frutos secos como almendras, avellanas, sésamo o nueces; estas son muy nutritivas y son fuente de ácidos grasos de calidad y calcio. Por último, se encuentran leches vegetales procedentes de las legumbres, como es el caso de la leche de soja, con un alto contenido en proteínas de alta calidad.

A continuación destacamos los principales beneficios de las leches vegetales más difundidas:

Leche de Soja

La soja es la única legumbre que tiene todos los aminoácidos esenciales que el organismo necesita. Favorece la circulación, son beneficiosas para la prevención de enfermedades, su contenido es similar al de la leche de vaca. Rica en Vitamina E y vitaminas del complejo B (especialmente B6 y ácido fólico), fósforo, magnesio, hierro, ácidos grasos omega 3, cantidades mínimas de grasas saturadas. 

Leche de almendras

La leche de almendra contiene un bajo valor calórico esto quiere decir que 1 taza aporta sólo 30 calorías sin el agregado de azúcar. Rica en vitaminas D, A, B2 y Vitamina E. Contiene minerales como el zinc, el magnesio y el potasio. Es una bebida astringente y libre de gluten. Ayuda a bajar los niveles de glucemia, disminuye el colesterol malo y los triglicéridos y aumenta el colesterol bueno.

Leche de Avena

Se obtiene a partir de la cocción de los granos de avena enteros, molidos, limpios y triturados. Contiene fibra soluble beta-glutano la cual realiza la misma acción que los lactobacilos. Es más adecuada que la bebida de arroz para disminuir el colesterol y en los casos de intolerancia a la lactosa. Rica en vitaminas B1, B2, B5 y B6: favorece el sistema nervioso por la presencia de avenina, un alcaloide que tiene acción tranquilizante. Además contiene vitamina E. Es Ideal para disminuir la ansiedad, el estrés, el insomnio y alteraciones digestivas producidas por nervios. También beneficia a deportistas y a personas de la tercera edad que sufren desgaste físico.

Leche de coco

Esta bebida vegetal está compuesta por un gran número de nutrientes, pero el que más resalta es el ácido láurico, el cual es absorbido y utilizado como fuente de energía. Por su parte, los ácidos grasos previenen las enfermedades cardiovasculares y bajan los índices de colesterol malo.

La bebida de coco es que reduce la presión sanguínea. Se ha podido comprobar que la leche de coco aumenta el rendimiento físico y aporta nutrientes a tus músculos. También es muy bueno consumirla antes de hacer ejercicio para prevenir la fatiga.

Si querés empezar a hacer tu propia leche vegetal, en Lo de Peréz te ofrecemos la bolsa Brota! para filtrarlas de manera super fácil e higiénica. Son multiuso y las usas las veces que quieras! 😉

Y si todavía no te animás y sos nuevo en el mundo de las leches vegetales, te invitamos a que pases por el local y veas las diferentes opciones de leches vegetales, son muchas y todas ríquiiisimas: Leche de AlmendrasLeche de Coco, Leche de Soja en Polvo, Leche de Castañas Natural y Sabor Chocolate o Frutilla.

Elegí una y probá! Estamos seguras de que vas a volver :)

Compartí esto!